Matanza legal de ballenas

Imprimir

Por: Avaaz.org

La Comisión Ballenera Internacional acaba de hacer pública una propuesta que legalizaría la pesca comercial de las ballenas por primera vez en 24 años.

En estos momentos, los distintos gobiernos están decidiendo sus reacciones inmediatas, y le están prestando mucha atención a la reacción de la opinión pública a nivel mundial. Nueva Zelanda ha condenado algunas de las medidas propuestas -- las cuales incluyen una cuota legal para la caza de ciertas ballenas en peligro de extinción -- como "inaceptables" y "ofensivas." Sin embargo, existe el rumor de que otros países claves la apoyarán. Por eso es tan importante que escuchen nuestras voces de inmediato.

Durante décadas ha existido un fuerte consenso internacional que se opone a la caza de ballenas. Aún así, Japón, Noruega e Islandia han continuado capturando ballenas, ignorando la prohibición mundial contra la caza, e incluso argumentando que sus expediciones tenían fines de "investigación científica". Y ahora, estos países podrían verse beneficiados aún más por una propuesta "de compromiso" que legalizaría dicha caza comercial a cambio de promesas dudosas de reducir poco a poco la caza anual. Peor aún, varios países le están prestando mucha atención al proceso, esperando poder lanzar sus propios programas de caza de ballenas. Si se acepta que Japón, Noruega e Islandia puedan cazar ballenas y vender su carne, muchos se preguntarán: "si pueden ellos, ¿por qué no podemos nosotros?" Es hora de salvar a las ballenas -- una vez más.

Hace cuarenta años, las ballenas estaban al borde de la extinción. Pero gracias a una enorme movilización social global, la comunidad internacional prohibió la caza comercial de ballenas en el 1986. La prohibición es uno de los grandes triunfos del movimiento ambiental.

Hoy en día, las ballenas todavía enfrentan serias amenazas: no sólo los arpones de los balleneros, sino también el cambio climático y la destrucción de los ecosistemas por la pesca excesiva y la polución. La reanudación de la caza comercial de ballenas podría ser devastador para estas criaturas tan extraordinariamente inteligentes, y tan cercanas a los seres humanos.{jcomments on}