infolib

Por: Homar Garcés. Rebelión

Esto lo dijo magníficamente Eduardo Galeano en 2004: "¿Por qué será que el Che tiene esta peligrosa costumbre de seguir naciendo? Cuanto más lo insultan, lo manipulan, lo traicionan, más nace. Él es el más nacedor de todos. ¿No será porque el Che decía lo que pensaba? ¿Y hacía lo que decía? ¿No será por eso que sigue siendo extraordinario, en un mundo donde las palabras y los hechos muy rara vez se encuentran, y cuando se encuentran no se saludan, porque no se reconocen?" han transcurrido cuatro décadas de su asesinato en una humilde escuelita de Bolivia y todas las pretensiones por trivializarlo, haciendo de su imagen un icono pop aparentemente inocuo, resultaron inútiles, aun cuando su ideario político socialista ha permanecido -en algunos casos- opacado por su imagen guerrillera.

Los Reyes Magos que llegaron desde Oriente para ofrecer presentes al Mesías siguiendo a la estrella de Belén no fueron tres, sino cuatro, aunque el cuarto, el astrónomo Arbatán, no llegó a ver el rostro de Jesús porque se "entretuvo" en el camino, según un relato navideño escrito hace más de un siglo.

El relato, escrito a finales del siglo XIX por el estadounidense Henry Van Dyke (1852-1933) y traducido desde entonces a 13 idiomas, cuenta que Arbatán habría dedicado 30 años de su vida a buscar al Mesías.El Cuarto Rey Mago.

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de oro, incienso y mirra. El cuarto llevaba vino y aceite en gran cantidad, cargado todo en los lomos de sus burritos.

MUN DO MENTE

medical ceff

e&v moda