infolib

Es posible que hayamos dejado más de lo que podemos ver ahora: Saramago

París, otoño de 2006. Carmen Castillo recibe en su casa a José Saramago, Laura Restrepo, Ramón Chao y Carlos Payán. Al término de la cena se levanta de la mesa e invita a Payán a conversar en la biblioteca. ¿Grabamos?, le pregunta Payán. Saramago asiente. Aquí, el resultado de esa conversa, donde el Nobel de Literatura 1998 habla de su infancia, del poder, de la memoria, de los personajes de ciertas novelas que están más vivos que muchos que andan por ahí, de la herencia del experimento comunista, de la libertad, de la democracia, de momentos definitorios de su vida…

Por: Gustavo Pérez Hinojosa

Hace muchos años atrás, un joven argentino, estudiante de Medicina, llamado Ernesto Guevara de La Serna, que realizaba uno de sus ahora famosos viajes en Motocicleta por Suramérica, pasaría por el Perú, y conocería con motivo de su interés en la Lepra, a un médico peruano llamado Hugo Pesce (quien precisamente fue uno de los que viajara junto con Julio C. Portocarrero, en representación del Partido Socialista del Perú a la Primera Conferencia Comunista Latinoamericana, realizada en Argentina, en junio de 1929, y defendiese los puntos de vista de J.C. Mariátegui frente a Victorio Codovilla, representante del Congreso del Buró Sudamericano de la Internacional Comunista), quien le haría conocer la obra de José Carlos Mariátegui.

MUN DO MENTE

medical ceff

e&v moda