infolib

Siria: El Desafío De Un Nuevo Internacionalismo (Parte II)

ARGENPRESS.info desde Siria)

Terrorismo y censura

El Gobierno Sirio en su prerrogativa ha intentado mantener la paz social, el orden de su estado, la integridad territorial y las líneas de abastecimiento y producción. Este ejercicio ha sido heroico porque hay bloqueo con terrorismo.

Las muertes de civiles y la cantidad de población desplazada es en gran parte causada por una guerra provocada por la intervención externa a través de acciones de terroristas y mercenarios. La oposición al gobierno se vinculó con estas redes terroristas en donde se destaca un dato central: el financiamiento proviene de las mismas fuente

Esto no se transmite en los medios extranjeros en particular porque los que cubren las noticias aplican autocensura. Se instaló en Siria la amenaza terrorista a cualquier periodista que denuncie las atrocidades del llamado "ejército rebelde" y las alianzas que ha formado con grupos de mercenarios y terroristas.

Un conductor de noticias y figura importante de la televisión Siria hace poco fue asesinado por no querer declarar en un video después que fue secuestrado, que era opositor al gobierno. Este caso es conocido y poco divulgado. Está el caso del periodista Mayar Nasser de Irán asesinado por los "rebeldes" en septiembre y el de la Monja australiana que al regresar a Australia de Siria, declara a los medios que la información sobre Siria está sesgada y no denuncia las violaciones de los llamados rebeldes y del terrorismo.

Damasco hoy es un foco de operaciones encubiertas porque es la ciudad donde hay más seguridad. Los atentados terroristas han sido de carros suicidas y no responden a entradas del "ejército rebelde". Los terroristas y mercenarios infiltrados de alguna forma han colocado un cerco a la información. Si descubren que el periodista denuncia violaciones a los DDHH por parte de la oposición, tiene los días contados. Son varios los periodistas heridos y amenazados.

Esta es una guerra sórdida que comienza a adquirir los rasgos de Afganistán y que tiene el sello del partido republicano de Estados Unidos de los años de 1980, de Contras en Nicaragua. Muy similar a lo aplicado en Mozambique con la Resistencia Nacional de Mozambique (RENAMO) financiada por el régimen del Apartheid de Sudáfrica, Israel y EEUU, que tiene por objetivo desintegrar el país.

Recordemos los casos del sudafricano Albie Sachs luchador contra el Apartheid, mutilado por la explosión de una bomba en su automóvil en Maputo. Esta vez son varios Estados lo que están aplicando el mismo tipo de terrorismo en Siria. Lo peor sería renunciar y no enfrentar la amenaza terrorista y aplicar la autocensura.

Siria y el bloqueo

El BlackBerry que portaba dejó de funcionar en Damasco por el bloqueo. No se pueden usar tarjetas bancarias de los países que bloquean la economía Siria. Aún así se ve este país con movimiento, sus mercados con productos y el sirio siempre diligente. En Damasco y alrededores no parece que en Aleppo hubiera atentados terroristas, aunque la gente está con temor y en este sentido el llamado "ejército rebelde" está perdiendo popularidad.

Sorprende encontrar en el comercio una variedad de productos manufacturados hechos en Siria como no he encontrado en otros lugares absorbidos por la expansión comercial China. Siria alcanzó a desarrollar una industria interesante. Ver los informes de la ONU al respecto. Es notorio no obstante, observar los grandes proyectos con financiamiento de empresas occidentales que se han suspendido por el bloqueo.

Por razones históricas y culturales, Basher el Assad sigue la línea de su padre de mantener autonomía, una línea nacionalista-árabe digamos, plural y laica, para conservar la integridad territorial y cultural y grados de independencia e identidad frente al avasallamiento de la uniformidad global. En Damasco y alrededores, se percibe que Siria es el centro más vigoroso de la cultura árabe. Hay un culto al idioma que no se palpa en otras sociedades donde se habla el Árabe. Esto parece más acentuado en esta Siria en crisis de hoy.

Siria en comparación con la región ha logrado un sistema socio-económico capitalista bastante desarrollado con un rol importante del estado. Constituye hasta cierto punto un modelo y es muy probable que esta guerra importada consista en desintegrar el estado sirio y ese modelo. Es así que su sistema político ha respondido a la situación de amenaza militar permanente de Israel que como estado opera como un "portaaviones" de EEUU en el medio oriente.

La nación Siria en su forma de estado en todo caso, no es más autoritaria que Israel y ha vivido en un constante estado de alerta por la inestabilidad de la región debido al conflicto que le genera a Israel y a EEUU la existencia de un estado palestino.

En este sentido se puede hablar de un milagro Sirio y eso es precisamente lo que la Alianza Transatlántica desea destruir. Los informes de la ONU sobre Siria han sido mediatizados producto de la influencia de EEUU e Israel en el Consejo Económico y Social. Se ve un país que funciona a pesar del bloqueo en las comunicaciones y en el sistema financiero.

Capítulo ONU

La agenda de la Alianza Occidental es desmantelar el gobierno y reconstruir Siria. Ban Ki Moon, el Secretario General, como diplomático de Corea del Sur apoyó la invasión a Irak 2003 sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, hoy aprueba el diseño de derrocar el gobierno.

Los funcionarios de la ONU en Siria tienen temor a decir la verdad y hablan en forma muy moderada y bajo un absoluto anonimato respecto al terrorismo. Siguen la línea de EEUU y Ban Ki Moon. El gobierno debe ser derrocado y los "rebeldes" deben ser apoyados.

Como sucedió en Irak, el rol de la ONU y otras agencias internacionales es mediatizar ese proceso con un criterio balanceado que contenga la urgencia y la irracionalidad con se está manejando el tema de derrocar el gobierno a toda costa y lo antes posible.

Es así que lo que están haciendo las fuerzas externas con Siria, principalmente por decisiones políticas y financieras desde los cuarteles del gran capital transnacional es un crimen de estado hacia otro estado. El rol de este capital es invisible. Es un crimen hacia la paz de los sirios. La ONU es cómplice de esta situación y no hay forma de juzgarla porque se auto protege. El capital transnacional es la mano invisible.

Por las divisiones en el Consejo de Seguridad, la oficina de Ban Ki Moon en la práctica es comandada por los tres países interesados en derrocar el gobierno de Assad, Francia, EEUU y Reino Unido. Estos son los países que hacen de sede al mayor volumen de corporaciones que manejan o poseen ese capital transnacional.

Esta es la parte que debe ser auditada en la ONU y donde los países con más independencia deberían poner el acento. La diplomacia brasileña y argentina, que han apoyado la resolución del Consejo de Seguridad del 19 de Julio que abría la posibilidad de una intervención militar en Siria, tienen la oportunidad de reivindicar esa injustificada postura presionando a que la Oficina del Secretario General no sea una prolongación de las representaciones ante la ONU de los tres países del Consejo que desean derrocar al gobierno Sirio, y que por extensión representan al capital transnacional.

Los parlamentarios progresistas e independientes de estas naciones tienen esta tarea como un gran desafío. Así se puede construir una nueva cultura internacionalista. Con el cinismo predominante aparece la sugerencia como ingenua e impracticable, sin embargo cuando existían Secretarios Generales con carácter, como Boutros- Boutros Galli o el mismo Javier Pérez de Cuellar, había más independencia en el cargo. Claro, eran tiempos de guerra fría y existía un mundo bipolar.  

Puede parecer ostentoso decirlo. El caso de Siria, por todo lo sucedido y principalmente por lo que no ha sucedido en 20 meses, llama a una reflexión esencial: Fundar un Nuevo Internacionalismo.

Dejo abierta algunas inquietudes para esa reflexión capital. El capital transnacional ha empujado a las poblaciones a preocuparse cada vez más de lo local y del circuito más próximo, apartándolas del llamado tema internacional. Es así que el tema Sirio se ve periférico. Al mismo tiempo este poder corporativo multinacional le hace creer a uno, o a muchos, que al preocuparnos más de lo local también participamos en las grandes decisiones que afectan a esas localidades y al mundo.

No es difícil concluir que el nuevo Internacionalismo se debería construir desde esas bases locales teniendo en perspectiva el poderío casi inconmensurable, lleno de trampas del capital transnacional para sofocar ya ni siquiera a la Revolución Bolchevique, sino grados mínimos de participación ciudadana en decisiones vitales para la convivencia internacional.{jcomments on}

MUN DO MENTE

medical ceff

e&v moda