infolib

Ley de bienestar animal, reducida a apenas 15 artículos

Loba EcuadorLa Hora

Los dos proyectos de ley sobre fauna urbana que tenía la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea quedaron reducidos a 15 artículos dentro del borrador de Código del Ambiente.

Como dispuso el Consejo de Administración Legislativa el proyecto de ley orgánica de bienestar animal (LOBA) y la propuesta de ley de protección a animales domésticos y de compañía, presentado por el exasambleísta Rolando Panchana, cuya votación se suspendió en 2013, sirvieron de insumos para el capítulo sobre fauna urbana.

Los asambleístas comenzaron a debatir ayer el documento, que tiene actualmente 293 artículos, los cuales podrían ser modificados hasta la redacción del informe para primer debate, que todavía no tiene fecha.

Los legisladores decidieron ubicar el tema dentro del segundo libro, de siete, que trata sobre el Patrimonio Natural, en el título referente a Biodiversidad. En ese libro también constan: la gestión sostenible de paisajes naturales, el sistema nacional de áreas protegidas, la protección de especies silvestres, la introducción y control de especies exóticas, el manejo de fauna urbana, entre otros.

Tanto asambleístas de oposición como del oficialismo sostienen que el Código debe incorporar la protección a la fauna urbana, aunque difieren en cuál debe ser el contenido. Mientras, el colectivo LOBA rechaza la “destrucción” del proyecto, al considerar que no se recogen aspectos fundamentales.

El debate

En los 15 artículos del Capítulo VII (desde el 53 hasta el 67 en el actual borrador) se establecen las regulaciones en “términos generales” del manejo de fauna urbana, según Óscar Ledesma (PAIS).

Así, una de las posturas que tiene la Comisión es que el Código sea un “gran paraguas para la normativa secundaria”, es decir, que las disposiciones específicas consten en reglamentos que deberá dictar el Ejecutivo.

Otro criterio tiene Marisol Peñafiel (PAIS). Ella sostiene que las reglas deben estar claras en el Código y que debe ir “los menos posible al reglamento”. Su posición es “lo que sea necesariamente de reglamentar se lo haga”, no solo en manejo de fauna urbana, sino también en animales silvestres y recursos marinos costeros.

La asambleísta cree que deben estar claros aspectos relacionados al bienestar animal, las responsabilidades de los diferentes niveles de gobierno, las sanciones administrativas que no están en el Código Penal, entre otros temas.

La vicepresidenta de la Comisión, Pamela Falconí (PAIS), tiene un criterio adicional. Ella considera que existen artículos en la LOBA que no se podrían aplicar porque no se ajustan a la realidad de los municipios del país.


Preocupación

Pedro Bermeo, vocero del colectivo LOBA, cuestiona el accionar de los asambleístas porque dice que están “destruyendo” el proyecto de ley, sumado a que “los 14 artículos no solucionan ningún problema”.

Entre algunos de los cuestionamientos consta que “no se define mecanismos de coordinación entre los niveles de gobierno para el manejo de la fauna urbana” y que se “reduce significativamente las herramientas que LOBA define para que los municipios materialicen sus competencias”.

Además, señaló que se han dejado fuera temas como la no exhibición de animales como productos en tiendas de mascota y la prohibición de tener animales en circos. (AGO)

MUN DO MENTE

medical ceff

e&v moda